Este post se ha leíd25862veces

castillo de Malbork por Hachero

Las murallas del castillo de Malbork, en el norte de Polonia, rodean una superficie de 210.000 metros cuadrados lo que significa que en su interior cabrian cuatro castillos como el de Windsor o tres como el de Praga. Una extension tan grande que tiene precisamente ese titulo, el del castillo mas grande del mundo, un honor que se completa con el de la mayor construccion en ladrillo de Europa. Una obra de envergadura realizada en el siglo XIII por los Caballeros Teutonicos, una orden religiosa que perseguia infieles por las tierras del mar Baltico y que a los hispanohablantes nos suena a cuento lejano porque el Baltico se nos antoja siempre helado y con marineros pescando salmones.

castillo de Malbork por Hachero

Pero no, en los remotos tiempos en los que Alfonso X El Sabio y su hijo Sancho encabezaban a los caballeros de la Orden de Santiago contra los invasores musulmanes, otra orden paralela, mitad religiosos y mitad militares, perseguian sin miramientos a los pueblos originales del Baltico, frustrados tal vez porque los sarracenos comandados por Saladino los habian expulsado, a su vez, de Tierra Santa y necesitaban degollar y cristianizar al primero que pillaran. Aqui abajo estan los primeros Grandes Señores: Herman von Salza, Siegfried von Feuchtwangen, Winrych von Kniprode y Albrecht Hohenzollern, nombres que a buen seguro le habran dejado la lengua anudada para siempre y jamas pero que fueron el germen del estado de Prusia y, por extension, del de Alemania…

castillo de Malbork por Hachero

 Unos mitos tan extraordinarios para el pueblo germano que el primero de ellos, Herman von Salza, por ejemplo, dio nombre a una division Panzer de las SS nazis, y el ultimo de ellos, Albrecht Hohenzollern, se convirtio al protestantismo, disolvio la orden de los Caballeros Teutonicos e instauro el ducado de Prusia, del que se declaro por cierto primer Duque para separar, siquiera en apariencias, lo divino de lo humano… Entre el primero de ellos y el ultimo se empeñaron en levantar la imponente mole que hoy enseñorea la por otra parte muy aburrida ciudad de Malbork. Una mole de estilo gotico baltico, que es algo inusual para nuestros estudios arquitectonicos pero que le da la vida a esta insulsa poblacion que tuvo la desgracia de desaparecer casi por completa al final de la Segunda Guerra Mundial.

castillo de Malbork por Hachero

castillo de Malbork por Hachero

Claro que si hablamos de los primeros tiempos no podemos olvidar que esos señores tan pios y devotos que rezaban con esmero a Nuestro Señor Jesucristo demostraban una saña fuera de lo habitual a la hora de destrozar a sus enemigos. Como ejemplo, una muestra de lo que se enseñaban unos a otros a la hora de enfrentarse a una batalla o a un duelo (tanto les daba, lo importante era darle trabajo a San Pedro…)

castillo de Malbork por Hachero

Posibles lesiones a considerar ante un ataque: conmovedoras todas ellas, por cierto

castillo de Malbork por Hachero

Es verte venir a un Caballero Teutonico con esto y nadar el Baltico helado sin ropa

 

 

 

castillo de Malbork por Hachero

Aqui un caballero teutonico que da grima solo el verlo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

castillo de Malbork por Hachero

Autoretrato con malla y yelmo

castillo de Malbork por Hachero

La imaginacion de los amos del castillo les llevaba a pensar en artefactos como este, una llave que en realidad era una pistola

El castillo se construyo a lo largo de diferentes etapas pero la primera piedra se coloco en 1274 y se llamo Mariemburg, una ciudadela acorazada dedicada a la virgen Maria. Al principio fue la fortaleza de los Caballeros Teutonicos pero en 1309 su importancia comenzo a crecer tanto como crecian sus muros y el Gran Señor de los Caballeros lo impuso como el bastion principal para defender la Prusia Teutonica. Asi, en el siglo XIV, el recinto dejaba ya intuir como seria su estructura con el tiempo: un monasterio en su interior, un palacio acorazado para las cuestiones politicas y una muralla exterior que seria su primera defensa contra los enemigos. Ya en el siglo XV el castillo era la base fundamental de los cruzados teutonicos para luchar contra los infieles del Baltico. Claro que no es el unico y todo el norte de Polonia esta salpicado por enormes moles de ladrillo rojo que recuerdan que la region fue el bastion de los Teutonicos y que los alemanes miran a estas tierras como parte inseparable de su historia (y ya sabemos lo que ocurrio cuando los herederos de los tales Teutonicos quisieron recuperarlas…). Solo que este castillo, el de Malbork, se encontraba a los pies de un rio crucial para el comercio del ambar que se explotaba en la costa del Baltico y al que impusieron un riguroso peaje que les lleno la tesoreria de oro y el polvorin del ultimo grito en armas…

castillo de Malbork por Hachero

A Dios rogando y con el mazo dando

En la batalla de Grunwald, en 1410, el castillo evito el desastre total de los Caballeros Teutonicos ante el empuje los ejercitos polacos y lituanos, que tambien reclamaban la zona, pero el interior del enorme bastion quedo mas afectado en lo psicologico que en lo fisico y una revuelta de los vasallos termino por colocar la codiciada pieza a los pies del Reino de Polonia. En 1457 el rey polaco Casimiro Jagiellonian instalo sus reales en el palacio de los germanos y lo convirtio en su residencia, la residencia de los reyes de Polonia, un centro neuralgico que duro nada menos que trescientos años y que adapto el Mariemburg al mas polaco Malbork.

castillo de Malbork por Hachero

castillo de Malbork por Hachero

Pero la zona es una placa tectonica ademas de teutonica y cada poco tiempo choca violentamente contra el vecino asi que los alemanes volvieron a apropiarse del disputado castillo en 1772: ahora seria un cuartel militar y los forzudos teutones derribaron muros, destrozaron jardines y lo dispusieron todo para la ruda vida castrense. El siguiente momento frenetico e importante ocurrio en 1945, al final de la Segunda Guerra Mundial, y el museo del castillo muestra algunas fotos en blanco y negro para que descubramos la magnitud del desastre. Lo que no pudieron flechas incendiarias, arcabuces ni catapultas lo consiguieron los cañones y explosivos de nazis y sovieticos, que dejaron el pobre castillo en el estado mas ruinoso que se imagine uno. Expulsados sin contemplaciones los nazis, y con ellos los alemanes de la ciudad, Mariemburg volvio a ser Malbork y los polacos se enseñorearon de sus posesiones (mas bien los rusos, que manejaban el cotarro) con tanto amor que en 1997 el complejo fue declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad.

castillo de Malbork por Hachero