Este post se ha leíd3270veces

pasión por los selfies por Hachero

La turista china subió a bordo de la embarcación que debía llevarnos al paraíso del submarinismo y se tomó una foto. Entonces se recompuso el ceño, se mordió los labios y se tomó otra foto. Luego se levantó un poco del asiento, encorvándose para no chocar con el techo de lona, y se tomó otra foto. Los minutos pasaban y la turista no dejaba de tomarse fotos. Apenas hablaba con su compañera de viaje: también ella se tomaba fotos. Lo que parecía una chiquillada comenzó a adoptar ribetes dramáticos cuando pasaban las horas y la turista china, y su compañera, no dejaban de tomarse fotos.

pasión por los selfies por Hachero

Apenas había descanso entre unas y otras, incluso debo confesar que ansiaba un click que diera sentido al sin duda récord mundial al que estaba asistiendo. La embarcación llegó al paraíso del buceo, una barrera coralina llena de vida que se dejaba ver sin ningún pudor bajo unas aguas transparentes y cristalinas. Pues foto al canto. El lote de visitantes bajamos en tropel a las aguas templadas pero la turista china no. Pasó horas sentada en el bote tomándose fotos. El camino de vuelta no fue distinto: volvió a tomarse varios cientos de auto fotos, las llamadas selfies, o el hecho de tomarse fotos a uno mismo y subirlas inmediatamente a las redes sociales. 

pasión por los selfies por Hacheropasión por los selfies por Hachero

 

Según el Time el sudeste asiático es el auténtico paraíso de este tipo de fotografías. Filipinas se erige como líder absoluta gracias a su liderazgo también sin fisuras en la red Facebook y según esta página incluso ha llegado a convertirse en modo de protesta masivo, y una ciudad filipina ostenta el extraño título de ‘ciudad con más selfies del mundo’, concretamente Makati City y Pasig, con 258 selfies por cada cien mil personas. Malasia se coloca como segundo país del selfi y de las redes sociales en Asia después de que el primer ministro, Najib Tun Razak, invitó a sus amigos en Facebook a una fiesta del té y a que este curioso personaje cuelgue también sus selfies en internet. A decir verdad, la moda no es exclusivamente asiática y tras las Filipinas la ciudad de New York se yergue como otro nido de adictos al autorretrato fotográfico.

pasión por los selfies por Hachero

Pero lo cierto es que en Kuala Lumpur los amantes del selfie germinan por doquier, bajo las torres Petronas, en los restaurantes de la populosa Jalan Alor, cargados con sus monopies diseñados para smartphones, rodeados de macrotiendas que ofrecen nuevas máquinas para seguir autorretratándose, un monstruo que adopta miles de formas y que parece no tener otro fin que la transformación: Apple intenta ahora poner de moda los ‘termis‘ o autorretratos térmicos basados en el calor de las personas…

pasión por los selfies por Hacheropasión por los selfies por Hachero