Este post se ha leíd4860veces

 

musulmanes en Lesbos

musulmanes en Lesbos

En las playas de Skala, al norte de la isla de Lesbos, en Grecia, se desarrolla una igualada disputa entre las tres grandes deidades que en el mundo son. Y aunque el empeño es similar y el entusiasmo grande entre sus acólitos, la victoria, de momento, parece caer del lado del dios de los cristianos: Dios. Aunque esta apreciación se debe exclusivamente al número de seguidores de Jesús que pululan por esta Costa Naranja. Frente a él, Allah y Yahvé luchan por hacerse un hueco entre los refugiados que arriban penosamente a las pedregosas orillas. Allá se levanta un campamento adventista en el que una señora con un fuerte acento mexicano me contesta en español: ‘Dios ordena ayudar a los necesitados’.

adventistas en Lesbos

A las puertas del campamento, entre niñas afganas que juegan con muñecas y abuelas que sorben té con manos temblorosas, un voluntario adventista observa lontananza con sus prismáticos y otra a pie mismo de playa ondea un chaleco salvavidas como faro que atraiga a las muchas pateras que ahora circulan por el Mediterráneo. Más allá unos jóvenes vestidos con polos azules se arremolinan alrededor de un grupo de recién llegados: en sus espaldas puede leerse: israAID y dicen venir de Israel.

judíos en Lesbos

De pronto la patera se hace más visible: está repleta de muchachos jóvenes. Saltan a tierra y dan saltos de alegría mientras los voluntarios deambulan por doquier. Los muchachos me saludan, hacen el signo de la victoria con los dedos, sonríen, se calzan mantas térmicas como calcetines y vuelven a colocarse los zapatos mojados. Y entonces aparece un muecín y adecenta el terreno de la carretera. Vuelan chalecos salvavidas, mantas térmicas y trozos de la zodiac que les ha traído desde Turquía, los muchachos se afanan en sus abluciones con agua salada y se colocan sobre la improvisada esterilla colectiva diseñada con restos de un naufragio. Y rezan.

musulmanes en Lesbos

musulmanes en Lesbos

Se detienen entonces los vehículos y se forma una pequeña cola de conductores que observan curiosos la escena. Los fotógrafos de prensa se dan un verdadero festín de imágenes curiosas: el rezo colectivo de un grupo de recién llegados no deja indiferente a nadie, y menos si la zodiac permanece justo detrás, como testigo mudo de su procedencia.

musulmanes en Lesbos

musulmanes en Lesbos

‘Cualquier vida salvada es equivalente a la salvación de toda la Humanidad’, me dice un muchacho vestido con una colorida camiseta amarilla que lleva el lema One Nation. ‘Me llamo Naeem Akhtar’, me dice mientras sonríe bajo la sombra de un árbol ‘y eso es un versículo del Corán’. Abraza a los recién llegados con una sonrisa contagiosa, los felicita por el trayecto, limpia el suelo para que la oración cumpla el precepto de evitar el contacto directo con la suciedad. No adivino su nacionalidad así que me acerco y le pregunto: ¿de dónde eres?. ‘Inglés, hermano’, me dice con acento british, ‘de Londres’. Lo miro otra vez y respondo un tanto atolondrado: ¿inglés?. ‘Sí’, insiste, ‘de Londres, somos una organización benéfica islámica y venimos a ayudar a nuestros hermanos’. ‘Desconfíe de ellos’, me dice un voluntario cristiano, ‘han aparecido de pronto para ayudar a una embarcación que solo trae muchachos jóvenes, ¿no le parece sospechoso?’.

musulmanes en Lesbos

Miro y es cierto: sólo hay chavales jóvenes, no hay ni una chica, un abuelo o un bebé. ¿Y qué?, me pregunto. ‘Desconfíe de los israelíes’, me dice una voluntaria, ‘fíjese y verá que no ayudan jamás: vienen a controlar a los que llegan’, y entonces los miro ya con aprensión: ¿será cierto y no son más que agentes del Mossad? ‘No se fíe de los adventistas’, me dice alguien, ‘sólo vienen a hacer proselitismo’, y grito entonces ¡basta!. ¡La eterna lucha entre Dios, Allah y Yahvé vuelve a hacerse patente en las playas de Lesbos!

musulmanes en Lesbos

campamento adventista en Lesbos

No tiene nada de raro, me digo: son musulmanes europeos que vienen a ayudar a musulmanes de oriente medio que lo están pasando realmente mal y aquí puedes conocerlos porque tienen su propia página en facebook (pincha aquí): No tiene nada de raro, me digo, son cristianos en un país cristiano que quieren aliviar el sufrimiento a tanta gente abandonada por los pomposos y hueros gobiernos europeos y esta es su página de facebook: pincha aquí:  No pasa nada, me digo, son judíos concienciados con el enorme drama que viven sus países vecinos y tienen hasta página en facebook: pincha aquí.

¡La lucha divina, pienso entonces, se ha trasladado a Lesbos!

¡Y al Facebook…!

Curioso: Dios, Yahvé y Allah han coincidido en enviar a sus gentes a la misma playa, a realizar el mismo trabajo: ayudar a todos estos desplazados por la violencia, los conflictos, la guerra…

musulmanes en Lesbos

¿No podrían ponerse de acuerdo los tres, Dios, Allah y Yahvé, para detener esta sangría antes, justo en el otro lado, en Siria, en Irak, en Afganistán, en tantos lugares…?

musulmanes en Lesbos