Viaje a Irak: las tres sillas de Ziad, el policía de Qaraqosh

 A las puertas de un contenedor, frente a una fila de ropa goteante que tardará en secarse porque las corrientes de aire son frías y malsanas, me observan tres sillas. Yo también las observo. ¿Quién las ha pintado? ¿Y por qué? ¿Y qué significan esos dibujos? ‘Son las sillas de la familia de Ziad, el policía’, comenta un abuelo que deambula errático y meditabundo. ‘Lo pone ahí: ¿ve? Po-li-cía’, dice con cierta guasa el abuelo. Pues es cierto: po-lic. Y a mi lado un gigantón lo confirma: ‘son mis sillas’. Ziad Khalid es un gigantón con una sonrisa tan triste...

Leer más