Etiqueta: turcos

Viaje a Meteora: los monasterios suspendidos en el aire (y II)

  Fuera de la temporada alta, las ciudades de Kalambaka y Kastraki parecen cuerpos extraños colocados a los pies de las delirantes montañas. ¿O será más bien que el conjunto de columnas de piedra arenisca son un telón de fondo que algún guasón ha colocado arbitrariamente a sus espaldas? La primera impresión es que las montañas son el cuerpo extraño y que no deberían de estar ahí. Pero cuando subes a sus cumbres y miras hacia abajo parece que sea al revés y que las ciudades han crecido para aprovechar las hordas de turistas y curiosos que vienen atraídos por...

Leer más

Viaje a Meteora: los monasterios suspendidos en el aire (I)

  Hace cientos de miles de años los dioses enviaron a la tierra unos enormes pedruscos para que los devotos creyentes pudieran retirarse a sus alturas y meditar. Hace cientos de miles de años por este mismo lugar transcurría un enorme río que desembocaba en la Tesalia pero la corriente se desvió por algún motivo que desconocemos y el macizo que sustentaba la corriente se hundió. Que cada cual elija la explicación que más le guste. Meteora está ahí, y le importa bien poco si nació producto de una gigantesca erosión o de la infinita bondad de los dioses...

Leer más

Viaje a Gagauzia: los turcos procedentes de Bulgaria en la ex república soviética de Moldavia

Llanuras amarillas salpicadas de montículos grises sobrevolados por ruidosas bandadas de cuervos. Y nada más. Me dirijo a Comrat, capital de la Gagauzia, extraños nombres que parecen sacados de un cuento medieval, de castillos en escarpados precipicios y princesas de rubias trenzas. Nada más lejos de la realidad. A no ser que las princesas y los príncipes hayan desarrollado plumas negras y píen desesperados por estos extensos campos. De no ser por la hilera de árboles que contornea la carretera, y algún viñedo despistado allá a lo lejos, parecería que me adentro en la Nada, así, con mayúsculas. Un...

Leer más

Viaje a Urfa: las tres tumbas de Beduzzaman Said Nursî

A los pies de la montaña desde la que cayó Abraham sobre un lecho de rosas que amortiguó su caída se levanta un mausoleo con una tumba vacía. A los peregrinos no parece importarles que dentro de los muros protegidos por gruesas paredes y un poderoso enrejado no haya nada más que un agujero sin nadie. Pero lo cierto es que peregrinan desde toda Turquía para rezarle a un sepulcro sin cuerpo, a un santo ausente. El responsable de esta extraña historia es Beduzzaman Said Nursî, un hombre que murió cerca de allí, de su tumba vacía, en la...

Leer más

Anúnciese aquí

Anúnciese aquí

Tweets Recientes

Translate »