Etiqueta: tumbas

Viaje a El Cairo: en la ciudad de los muertos

  Mohammed guarda un tesoro en el jardín de su casa: la tumba de una princesa. En Egipto es fácil tener un tesoro de esta magnitud en el jardín de tu casa, si tienes casa y si tienes jardín. Porque apenas hay centímetro de tierra por el que no hayan pasado todas las civilizaciones posibles de oriente medio. Pero el tesoro de Mohammed no es tan antiguo. En su pequeño vergel se levanta una tumba con techos de veinte metros de altura, tal vez más, finamente ornamentados, decorados con profusión de detalles, de arabescos, paredes policromadas, columnas severas rematadas...

Leer más

Los muertos ausentes del cementerio de Bogotá

Los nichos de la sección occidental del cementerio central de Bogotá guardan miles de cadáveres ausentes. Beatriz González los ha dibujado para que tengan presencia, secuenciados en cuatro sencillos dibujos serigrafiados. Por eso no tienen cara. Tampoco tienen cuerpos, ni nombres, ni apellidos. Se les reconoce como NN, la expresión latina Nomen Nescio, que significa ‘desconozco su nombre’. Sí tienen una presencia más corpórea los que aquí denominan ‘cargueros’. O porteadores. Soldados del ejército que los llevan atados como chorizos a unos palos con los que recorren kilómetros y kilómetros. O campesinos que han encontrado a compañeros asesinados por...

Leer más

Las tumbas de la memoria

El tiempo difumina a Manuel. Pierden forma sus contornos, no sabemos ya si sus ojos fueron grandes o pequeños, si espesas sus cejas, si gruesos sus labios. A duras penas podemos leer su nombre y es de pensar que su rostro seguirá desvaneciéndose y que desaparecerá de la memoria colectiva el día en que el último ser humano que pueda recordarlo desaparezca también. Manuel se esfuma en un mar de rostros que se diluyen y de nombres que se borran y de tumbas que se descascarillan. Al menos de Manuel sé que tuvo un rostro, aunque sólo pueda intuirlo...

Leer más

Los muertos de Gevgelija vuelven a descansar en paz

Los muertos de Gevgelija ya descansan en paz. Durante meses han visto dibujadas en el horizonte figuritas de gentes cargadas de niños y maletas, trenes de cuyas ventanitas asomaban cientos de cabezas, taxistas y conductores de autobuses enzarzados en peleas de lo más feas. Pero ya nadie turba ese merecido sueño. La señora que llevará eternamente su bolso, la muchacha que conservará para un evo su recargado traje de volantes, la mujer policía y el joven motorista. ¡Vuelven a dormir! Quiso el destino que el camposanto de la ciudad se encontrara en pleno camino de los refugiados, que transitaban despistados...

Leer más

Anúnciese aquí

Anúnciese aquí

Tweets Recientes

Translate »