En la ciudad prohibida de Harar (I)

Las calles de Harar tienen aires moriscos, las fachadas de su avenida principal pintadas de blanco, las de los callejones más escondidos de colores pastel, sus casas de una planta con las puertas verdes, azules, naranjas. El laberinto de su medina, sus paredes encaladas, incluso su misma historia. A medio camino entre los pueblos blancos de Cádiz y la antaño ciudad secreta de Chaouen, Harar es un misterio, como los buques mercantes varados en los desiertos uzbekos. ¿Qué haces aquí, en pleno África negra, Harar? Dicen de ella que es la última ciudad mediterránea de África, que fue faro...

Leer más