Selfies, monumentos y privacidad

Las pirámides de Egipto, la torre Eiffel, la torre de Pisa, la Giralda de Sevilla. La lista de escenarios propicios para la estupidez es tan amplia como deprimente. Claro que es una estupidez huera y podría decir que inocente. Porque, ¿a quién daña que ese señor agarre el aire de forma ridícula para que parezca que atrapa la cabeza de la Esfinge? ¡¡A nadie!! A los pies de la torre Eiffel una pareja se fotografía apoyado en un deportivo rojo de lujo. Los jóvenes se agarran de la mano, posan, sonríen. El fotógrafo aprieta el botón, se acerca confiado,...

Leer más