Viaje a Somalilandia: el país que existe sin existir (y II)

Mohamed Kamaso ha sido croupier en Djibuti, guía turístico en el Yemen y ahora conduce un taxi en la capital del país que nadie reconoce, Hargeisa. Procura cobrar en dólares, o en euros, o incluso en birrs de la vecina Etiopía, porque la moneda local, el chelín de Somalilandia, sufre una increíble inflación que obliga a llevar ladrillos de billetes para pagar cualquier cosa. Un dólar, nueve mil chelines. ‘Como nadie reconoce el país, apenas tenemos ingresos porque no podemos establecer relaciones internacionales’. El 18 de mayo de 1991 el Movimiento National Somalí (SNM) establecido en Hargeisa declaró unilateralmente...

Leer más