Chaouen, la capital prohibida y azul del Rif (I)

       Un muchacho se me acerca en la plaza Outa el Hamman de Chaouen. ‘Hola, pisha, ¿una cervecita?’ Lo miro incrédulo. Los buscavidas de Chaouen siempre han tenido fama de improvisar cualquier idioma y de descubrir la nacionalidad de los extranjeros por la forma de caminar y el modo de vestirse. Pero esto supera cualquier expectativa. ¡Han afinado tanto el ojo que ya descubren la provincia de origen! ¿Y si en lugar de Cádiz yo viniera de Málaga?, le pregunto burlón. ‘Amigo, entonces te hubiera dicho otra cosa, porque los malagueños son boquerones, no pishas’. ¿Qué quedó de...

Leer más