Viaje a Bangladesh: el segundo exportador mundial de ropa

En la eterna semipenumbra de los bajos de un edificio desvencijado y gris del centro de Dhaka, la capital de Bangladesh, cosen sin respiro decenas de sombras. Son sombras sonrientes, cansadas porque llevan trabajando muchas horas y cada minuto que pasa les hace más largo el trayecto, pero sonrientes porque hoy les visita de pronto un extranjero occidental, un hecho rarísimo según me cuentan, y sonrientes también porque al fin y al cabo no trabajan en las enormes fábricas del norte de la ciudad, donde las condiciones están más cerca de la esclavitud que de otra cosa. Con total seguridad...

Leer más