Viaje a Melilla: con los niños de la calle

Cuando cae la noche, Zacarías y sus amigos se reúnen en la ciudad vieja de Melilla para fantasear sobre su futuro. Desde lo alto de las murallas contemplan los ferris que se dirigen a Málaga y a Motril, ya en la España peninsular, observan a los peatones que pasean despistados, sueñan con coches, dinero y mujeres. ‘Yo seré camarero en Alemania’, me dice Zacarías, ‘porque en Marruecos no hay nada, mucha ruina, amigo, en Alemania todo es distinto’. A su lado Osama apenas balbucea el castellano, no entiende el francés y no sabe ni una palabra de inglés. ‘Pero...

Leer más