Ganesha, el dios de cabeza de elefante, pasea por París

  Parvati, la esposa del dios Shiva, pidió a su hijo Ganesha que vigilara la puerta de su toilette mientras tomaba un baño. El pequeño era tan responsable que se cruzó a su padre, el temido Shiva, y le prohibió la entrada. Shiva, que es todo cólera y furia y tremendos enfados, le cortó la cabeza sin saber que era su propio hijo. Parvati, como cosa rara, se afligió lo indecible cuando vio a su hijo decapitado y Shiva, que a pesar de aglutinar todas las fuerzas chungas del universo tenía su corazoncito, le prometió resucitarlo con la cabeza...

Leer más