Etiqueta: pintadas

Templos y graffitis milenarios

Dicen que en una pared de la entrada del templo de Júpiter de Baalbek hay un anuncio publicitario de un estudio fotográfico del siglo XIX tallado con una navajita.  BONFILS Photographie A Beyrouth Vues de Balbek 1871 La busco con ahínco pero no la encuentro. ¡Tantas pintadas tiene encima! Félix Bonfils tomó el templo de Baco como el escenario ideal para publicitar su empresa y debió de dejar su firma poco después de tomarle una instantánea que se antoja antigua y reveladora al tiempo que da coraje el precio pagado. Esta foto es del tal Félix Bonfils: el precio...

Leer más

Con el vigilante de las pirámides de Giza

Yaya Ali no encuentra descanso. Corre de un lado para otro, salta, gesticula, toca el silbato. Grita, hace aspavientos, se enfada. Señala a las alturas, pone gesto serio, colérico, lo mismo se relaja y sonríe que frunce el ceño y empuña su porra con cara de pocos amigos. Me estresa verlo porque le ha tocado el lugar más complicado: la cara de la pirámide de Kefrén más cercana a la entrada general. O, dicho de otro modo, la primera en recibir la marea de visitantes. Los niños escalan por los bloques, los enamorados escalan por los bloques, los muchachos...

Leer más

Las revolucionarias pintadas de la Universidad Nacional de Bogotá

A principios de los años ochenta los hermanos Alfredo y Humberto Sanjuán Arévalo pintaron una imagen del Che Guevera en el auditorio León de Greiff, en la Universidad Nacional de Bogotá. La pintada tuvo tanto éxito que se olvidó definitivamente su anterior denominación, plaza Santander, en honor de uno de los próceres de la nación, y el nombre con el que los estudiantes la conocían, plaza del Che, se afianzó para siempre con el propio guerrillero presidiéndola. El 8 de marzo de 9182 los hermanos Sanjuán Arévalo salieron de su casa con distintas direcciones: Alfredo a sus clases de ingeniería,...

Leer más

Viaje a Kavala: la ciudad de los mil ojos

  Están por todas partes. En los lugares más altos de los edificios más altos, en los sitios más inaccesibles de los lugares más inaccesibles. En la parte nueva de la ciudad, en la parte vieja de la ciudad. No hay modo de escapar de ellos. Y además, te miran. Los ojos de Kavala te siguen, salvan los recovecos de las callejuelas y aparecen delante cuando los habías dejado atrás. Unos te observan con una mirada inequívocamente femenina: sus hermosas pestañas destacan en la contraventana, en la persiana metálica de un comercio, en la azotea de un apartamento. Los...

Leer más

Anúnciese aquí

Tweets Recientes

Translate »