Viaje a la cuenca minera: con los mineros del carbón

El 4 de octubre de 1934 los mineros de Asturias tomaron el control de la cuenca minera, instauraron en Oviedo una república socialista y las armas, escondidas en caletas, pasaron de mano en mano. El cuartel Pelayo, en el que se encontraban acantonadas las tropas nacionales, cayó en un asedio permanente, la revuelta  se extendió a Mieres o Langreo y las iglesias y los puestos de la guardia civil ardían con altas columnas de humo. En apenas diez días los revolucionarios alcanzaron la nada despreciable cifra de 30.000 efectivos, mineros muchos pero también obreros que simpatizaban con ellos. Bajo la...

Leer más