Viaje a Colombia: La Minga y los 200 años esperando a Bolívar: no hay nada que celebrar

La estatua de Simón Bolívar de la plaza Bolívar de Bogotá permanece inalterable ante las súplicas Los indígenas colombianos vuelven a mirar el montículo donde dejaron enterrado el hacha de guerra hace ahora cuatro años. De nada les han servido las protestas regulares, las reuniones pacíficas, las buenas palabras. O eso piensan ellos. El ministro de transportes, Germán Cardona, señaló hace unas semanas a los pueblos indígenas, aseguran en la ONIC (la organización nacional de indígenas colombianos) como seres aparecidos, que brotan de la tierra, seres perversos que no son más que un estorbo para el desarrollo del país...

Leer más