Viaje a Chíos: el enfermo kurdo de Kobani

Tumbado en la carretera que lleva de la pequeña localidad de Nenita hasta la playa yace un hombre. Está tumbado a mitad de camino, y son cuatro kilómetros de una empinadísima cuesta arriba. El hombre yace en el suelo, como digo, tapado con una manta. Una mujer intenta convencer al conductor de un vehículo que se ha parado mientras que un niño descansa sentado al lado del cuerpo yacente. Sigo mi camino cuesta abajo porque acaba de llegar una embarcación repleta de refugiados sirios. Cuando llego ya no hay nadie. Al subir vuelvo a encontrarme al tipo tumbado pero se ha...

Leer más