Viaje a Bangladesh: los hijos perdidos de Leda

Los niños perdidos A finales de 2012 Atta Ullah abandonó su miserable choza del bloque D y se despidió nervioso de su padre, Sultan. Miró con indiferencia el cartelito escrito a mano que diferenciaba su cuartucho de los demás cuartuchos del campo de refugiados de Leda, al sur de Bangladesh: habitación 191. En su interior se debatía una lucha: la del que odia el lugar, la del que tiene miedo de abandonar el lugar. Porque el lugar es una miserable habitación, la 191 del bloque D de un insalubre campo de refugiados abandonados a su suerte al sur de...

Leer más