Patrullando por La Línea de la Concepción

La playa del Tonelero tiene vigilancia especial de la policía nacional, de la guardia civil, bloques de cemento para evitar que los vehículos lleguen a la orilla del mar. La observan cámaras, la sobrevuelan helicópteros, la rastrean radares. Cada poco aparecen patrulleras oficiales que husmean sus alrededores. ‘Para nada’, me dice Eusebio (nombre ficticio) mientras conduce su coche patrulla, ‘las narcolanchas desembarcan y las cuadrillas sólo tienen que correr veinte metros cargando fardos antes de perderse por las callejuelas del barrio o de meterlos en sus cuatro por cuatro’. El barrio es La Atunara, la ciudad es La Línea...

Leer más