Viaje a Irak: el wifi de Emat y su amigo el bombero

Emat vive en una tienda de campaña del campo de refugiados de Horsham, al norte de Irak, una tienda tapizada de alfombras y sin apenas más mobiliario que un colchón y un par de maletas recogidas en un rincón. Pero Emat tiene un portátil, un router por satélite y un smartphone. ‘Hay que estar informado de todo’, sonríe pícaro, ‘y así aprovecho para buscar trabajo porque nunca se sabe…’. Emat abandonó Mosul cuando se hizo evidente que los yihadistas del Estado Islámico, ‘dígales mejor Da’esh’ (algo para ser pisado, en árabe), se habían instalado con intención de quedarse mucho tiempo....

Leer más