Viaje a Senegal: con los cayucos de Dakar y Saint Louis

Yayi Bayan tuvo una visión: su hijo cruzaría las tenebrosas aguas del Atlántico para desembarcar en Europa y conseguir el sueño de tantos senegaleses: triunfar donde los blancos porque allí hay dinero. Lo imaginaba ya de regreso, cargado de regalos, después de algunos años trabajando duro para labrarse en Dakar una reputación de hombre esforzado, hecho ya todo un hombre, su bebé, su hijo. Durante esos años enviaría dinero y alguna que otra foto para que Yayi, la mujer que más lo quería del mundo, pudiera ver cómo su pequeño se convertía en el hombre que ella soñaba. Por...

Leer más