Cacerolada en Beirut

En el centro de Beirut un muchacho coge carrerilla y sale corriendo para estampar una sonora patada en una plancha de metal. Otro, a su lado, ríe la ocurrencia y repite el ritual. Más allá, en un edificio agujereado al estilo queso grouyere, un señor golpea la pared con las dos manos y gesto serio. A su lado una larga fila de viandantes hace lo propio: hay una señora con hiyab que golpea la pared con una piedra mientras consulta el móvil, un niño pequeño que da porrazos con cara de susto, varios jóvenes que usan todo tipo de...

Leer más