Etiqueta: bogotá

Los muertos ausentes del cementerio de Bogotá

Los nichos de la sección occidental del cementerio central de Bogotá guardan miles de cadáveres ausentes. Beatriz González los ha dibujado para que tengan presencia, secuenciados en cuatro sencillos dibujos serigrafiados. Por eso no tienen cara. Tampoco tienen cuerpos, ni nombres, ni apellidos. Se les reconoce como NN, la expresión latina Nomen Nescio, que significa ‘desconozco su nombre’. Sí tienen una presencia más corpórea los que aquí denominan ‘cargueros’. O porteadores. Soldados del ejército que los llevan atados como chorizos a unos palos con los que recorren kilómetros y kilómetros. O campesinos que han encontrado a compañeros asesinados por...

Leer más

En el museo Botero de Bogotá

Pues yo veo gordos. Y gordas. Hombres, mujeres, animales. Incluso esqueletos. Todos gordos. Y gordas. ‘No pinto gordas’, dice Fernando Botero, ‘le doy protagonismo al volumen’. Y vuelvo sobre mis pasos a repasar las pinturas que Bogotá ofrece altruistamente al curioso que visita su casco histórico. Gordos, concluyo. Y gordas, añado. ‘No he pintado una gorda en mi vida’, cuenta Botero en esta otra entrevista a EFE, ‘busco darle protagonismo al volumen, hacerlo más plástico, más monumental’. Y lo consigue de todas todas. Nadie lo niega y yo tampoco. Fernando Botero es el pintor más universal que ha dado...

Leer más

La esquina de Jorge Eliecer Gaitán

En la esquina de la Jiménez con la Séptima de Bogotá Jorge Eliecer Gaitán muere todos los días a eso del mediodía. En el mismo lugar donde cayó asesinado una indígena embera pide limosna bajo la miríada de placas conmemorativas de tan ilustre asesinato. ‘Aquí cayó Jorge Eliecer Gaitán caudillo del pueblo’, puede leerse en una, ‘En este lugar fue asesinado Jorge Eliecer Gaitán, paladín de la democracia’, reza otro. La esquina parece un altar en honor de un hombre que ya perdió su humanidad para convertirse en símbolo. Una pintada lo reproduce, mal que bien, lanzando una de...

Leer más

Muertos y enterrados en cal viva

En el centro de la plaza yacen cuatro cuerpos. Una mujer derrama parsimoniosamente cal viva sobre los restos. Alrededor, los familiares asisten emocionados a la destrucción de lo que una vez fueron unos seres queridos. No importa que no sean sus seres queridos ni que no estén muertos. En ese momento son sus seres queridos, sus muertos. Los ojos se entornan para ver mejor esos muertos que no están muertos y reconocer otros muertos que sí lo están. Entonces lloran. Hipean. Sorben mocos. Se estremecen. No importa que la plaza donde yacen los cuatro cuerpos no sea la plaza...

Leer más

Viaje a Colombia: con los gamines de Bogotá

‘Durante años los he seguido, los he cuidado, los he protegido, he dado mi vida por ellos pero ahora pienso que lo mejor es que se mueran todos’. Yo no daba crédito a lo que esa mujer, asistenta social especializada en niños de la calle, me estaba diciendo. Me miró con una lágrima resbalándole por la mejilla y concluyó su explicación, ‘los he visto crecer, malvivir, venir magullados, violados y destrozados y al final la mayoría muere antes de cumplir los dieciocho años, dígame usted si no es mejor que se mueran chiquitos y no pasen por tanta miseria’. Era...

Leer más

Anúnciese aquí

Anúnciese aquí

Tweets Recientes

Translate »