Con la abuela Lucy

Lucy tenía apenas veinte años cuando murió, no medía más allá de metro diez centímetros ni alcanzó los treinta kilos de peso. Una niña, podría pensarse, o tal vez una muchacha impedida, desmejorada. Pero si atendemos a la catalogación de Lucy: Australopithecus afarensis, y a que su muerte se produjo en un intervalo entre los tres millones doscientos mil años y los tres millones quinientos mil años, Lucy puede que más que una niña grande o una muchacha desmejorada fuera una mona de buen tamaño.      Su nombre nos lleva a equívoco porque Lucy suena a adolescente desatada...

Leer más