Viaje a la Guajira: los Palabreros que imparten la justicia del pueblo Wayuu

Don Eduardo fuma parsimonioso un cigarro habano mientras apoya en su bastón el peso del cuerpo: ‘sí, yo soy Palabrero’. El balanceo de la hamaca sólo contribuye a hacer de su explicación un motivo más para la extrañeza: ‘sí, yo soluciono cualquier disputa con la Palabra’. Su mirada desprende la autoridad de quien está acostumbrado a imponer su opinión en momentos complicados: ‘sí, no hay nada que no pueda arreglarse con unos chivos’. ¿Con unos chivos? Eduardo es el Palabrero de Nazareth, la remota capital de la Alta Guajira, y lleva con orgullo su cargo incluso cuando camina a...

Leer más