Viaje a Harar: entre hienas salvajes

  Cuando cae la noche en Harar las hienas salvajes cruzan la pradera, se internan entre acequias y cultivos de khat, rodean los primeros grupos de viviendas, suben una cuesta jalonada de mandíbulas bovinas y entran en los barrios residenciales. Y allí pasean indiferentes, entre mujeres cargadas con tinajas, niños ensimismados en sus juegos, incluso veo un gato que husmea despreocupado. Las hienas pasan a mi lado como si yo no existiera y noto que se me eriza la piel. Son hienas salvajes, unos carroñeros trituradores de huesos que también atacan presas mayores como ñus, antílopes, jirafas o incluso...

Leer más