Patrullando por el estrecho de Gibraltar

Tras la cara oculta del Peñón se esconde una goma. Yo no la veo pero Rafael, que es sargento de la guardia civil, enfila la proa de su patrullera a toda pastilla. La cara oculta del Peñón es apreciación mía, claro, porque siempre miro a Gibraltar desde la bahía de Algeciras. Para un malagueño esa apreciación será al revés. La patrullera acelera el paso: ya estamos casi a cincuenta nudos. No puedo levantarme del sillón, mucho menos hacer fotos, el sargento Rafael sigue mirando un punto fijo en el horizonte que yo no alcanzo a vislumbrar. Veo el Peñón...

Leer más