Carnaval en la piel

Jonás tiene todo un lienzo en el pecho. A un lado, su pueblo: Utrera. Al otro, la catedral de Cádiz. En medio, una extraña bahía que comunica la campiña sevillana con la playa gaditana surcada por una góndola cargada de multitud de detalles alusivos a míticas comparsas. Alegorías carnavalescas que sólo el que la lleva la entiende. Luis en cambio, ha optado por el Gran Teatro Falla, máscaras, góndolas, un reloj de arena, partituras. Ambos coinciden en dos puntos. Son sevillanos. Pero llevan el carnaval de Cádiz tan dentro que les traspasa la piel y es visible para el mundo...

Leer más