Alonso Sánchez, descubridor (sin querer) de América

Alonso Sánchez cruzó el Océano Tenebroso en 1484 y descubrió unas tierras que hoy suponemos América pero que en aquel momento tan sólo le reportó como premio una sífilis que acabó con su vida. La enfermedad le sembró el cuerpo de horribles llagas pero además, por si fuera poco, difuminó su identidad hasta tal punto que hoy ni siquiera sabemos si ese hombre existió o se lo inventó alguna mente fantasiosa. Tal vez fuera el castigo de algún dios caribe porque Alonso descubrió América sin querer, arrastrado por los vientos al poco de zarpar hacia las islas británicas, donde...

Leer más