Categoría: Viajes

Marroquíes de ida y vuelta

En el puerto de Barbate dos mujeres marroquíes sienten que se les escapa el aliento. Se abanican, lloran. Les acabo de dar un disgusto. Han viajado durante horas desde Almería para recoger a un familiar que ha llegado de Marruecos en una patera. La guardia civil lo ha interceptado, junto a varias decenas más de inmigrantes, en alta mar. Ahora esperan en una nave pesquera a su identificación y traslado. Las dos mujeres observan desde lejos. ¿Qué esperan?, les digo. ‘A mi primo’, me dice una con cierto malhumor, ‘venimos a llevárnoslo a casa’. Las miro incrédulo. ¿Llevarlo a...

Leer más

Catalan Bay: los catalanes que conquistaron Gibraltar

  El 1 de agosto de 1704 a las tres de la tarde Joan Baptitsta Basset i Ramos desembarca en la playa de levante del Peñón de Gibraltar al mando de casi cuatrocientos hombres, venidos desde Cataluña, Valencia y las Baleares (aunque los independentistas catalanes los consideran a todos paisanos…) y bautizan, sin saberlo, la zona para siempre: Catalan Bay. Se repliegan a los pies de la Roca coordinados con el almirante británico Georges Byng y el vicealmirante holandés Van der Dussen, quienes, a su vez, lideran un contingente de más de mil quinientos soldados. Tienen un objetivo muy...

Leer más

Patrullando por el estrecho de Gibraltar

Tras la cara oculta del Peñón se esconde una goma. Yo no la veo pero Rafael, que es sargento de la guardia civil, enfila la proa de su patrullera a toda pastilla. La cara oculta del Peñón es apreciación mía, claro, porque siempre miro a Gibraltar desde la bahía de Algeciras. Para un malagueño esa apreciación será al revés. La patrullera acelera el paso: ya estamos casi a cincuenta nudos. No puedo levantarme del sillón, mucho menos hacer fotos, el sargento Rafael sigue mirando un punto fijo en el horizonte que yo no alcanzo a vislumbrar. Veo el Peñón...

Leer más

Tiburones en la estepa

  Bajo un cielo de zinc y palés de madera nada un tiburón. No ha visto más cielo que ese, gris y metálico, tan cerca de la superficie que podría embestirlo si tuviera necesidad. Pero, con ser triste que el cielo del tiburón sea una chapa, más triste debería resultarle que el océano más cercano se encuentre a tres mil kilómetros de distancia. Porque este Oceanario, el primero que tiene Kazajistán, es también objeto del repelente libro Guinnes como el acuario más remoto de cualquier océano. Tres mil kilómetros. Los tiburones no lo saben pero viven en las estepas...

Leer más

Anúnciese aquí

Anúnciese aquí

Tweets Recientes

Translate »