Categoría: Viajes

Viaje a Colombia: la plata blanca, cuando la coca es algo más que una droga

Doña Rosalba sale de su casa con cincuenta y cuatro gramos de cocaína en una mano y su nieto en la otra. Hoy toca mercado y el camino hasta la población más cercana es largo: hay que ir en canoa porque la zona no tiene carreteras. En el colmado, una balanza de precisión hace las veces de caja registradora. ‘A dos mil pesos el gramo’, multiplica la dueña del comercio, ‘son ciento ocho mil pesitos’. Al cambio, apenas treinta euros. Doña Rosalba lleva la lista de la compra en la cabeza. ‘Póngame una ruedita de arroz, media de papa,...

Leer más

Viaje a Armenia: el Museo del Genocidio

El Monte Ararat sobre la ciudad de Erevan Sobre una colina de los alrededores de Ereván, la capital de Armenia, descansan los recuerdos de cientos de miles de personas. Son recuerdos desagradables, recuerdos de sangre, sudor y lágrimas, recuerdos de cuerpos desmembrados, mujeres violadas, miembros cercenados, llanto de niños y personas congeladas por el frío de las montañas. La mayoría de esas personas nunca vio lo que ve la colina que guarda sus recuerdos: el monte Ararat. Un monte sagrado que parece flotar sobre la ciudad en lo que es un curioso efecto óptico que no puede estar más lejos...

Leer más

Viaje a Colombia: putas o peluqueras

Las Regias La Madison saca de centro y el público grita entusiasmado. Joselyn recoge el balón, regatea con notable habilidad, se interna por la banda y centra a la portería pero la delantera estira inútilmente el cuello. Las defensas meten pierna con igual torpeza. Será saque de puerta. Del respetable sale un grito: ‘saca al hombre que tienes dentro’. La Valeria mira desafiante al graderío y grita sobreactuando: ‘no puedo porque se me desacomoda la compresa’. Las risas rompen el juego y el partido continúa. Joselyn comprueba que el maquillaje está en su sitio y corre la banda pidiendo...

Leer más

Viaje a Gori, la cuna de Stalin

Viaje a Gori, la cuna de Stalin A finales de 1936, Yekaterina Zdhugashvili recibió la visita de su hijo, Iosif, un raro evento porque el pequeño Soso, como le llamaban en su infancia, no tenía mucho tiempo para la familia. La anciana Yekaterina vivía en Tbilisi, la capital de Georgia, en una miserable habitación con un catre negro en un enorme palacio. El pequeño Iosif venía acompañado de guardias y ayudantes y la anciana le miraba sin comprender. Ella preguntó: ‘Iosif, ¿qué eres exactamente?’. ‘Secretario del comité central del partido comunista’, le respondió Soso, pero su madre le miró...

Leer más

Anúnciese aquí

Anúnciese aquí

Tweets Recientes

Translate »