Categoría: Europa

Musulmanes en Disneyworld

Sobre las farolas: Campanilla. En aquella rotonda: Excalibur. En el horizonte: el castillo de Blancanieves. Por aquel callejón: asoma Pluto. Y así metro tras metro, centímetro tras centímetro. Familias con niños, grupos de adolescentes con orejas de Mickey, pandillas de tipos y tipas como torres con orejas de Mickey, orejas de Mickey con niños. Pasan españoles, veo rusos, norteamericanos, árabes, muchos árabes. Disneyland es un negocio con un eco inesperado en tierras del golfo Pérsico. ¿Cómo comulga el rigorista islam de aquellos lares con la permanente y hasta delirante representación de figuras humanas? Hanafi Fiqh tiene un consultorio on...

Leer más

Montmartre, santidad y vicio

San Dionisio, y su cabeza, en la catedral de Notre Dame En el año 272 de esta era Dionisio, a la sazón primer obispo de París, fue capturado por las tropas de la imperial Roma y decapitado en un monte cercano a la ciudad. Los soldados debieron frotarse los ojos varias veces cuando el ajusticiado se agachó, recogió su cabeza cercenada y se marchó por donde había venido. Dice la leyenda que el sorprendente Dionisio caminó seis kilómetros con la cabeza bajo el brazo, que atravesó el monte, que recorrió caminos y vadeó riachuelos para, y finalmente, entregársela a...

Leer más

La ciudad de las torres vigía

Las torres de Cádiz tienen espíritu de árboles de bosque espeso, de espiga que huye de la maleza bruta, de hierba rala que se niega a serlo. Las torres de Cádiz estiran el cuello buscando luz, escapando de la penumbra, hastiadas de suelo. Porque Cádiz es salada claridad pero sólo en las alturas, sólo escapando del asfalto y el empedrado. Abajo es salada oscuridad, achicados los espacios por las casas que entrechocan sus balcones, la estrechez de las calles, a resguardo de la humedad infinita que carcome los huesos. Abajo es sombra de la que el mortal huye al...

Leer más

Medinaceli la nuit

Medinaceli no cuenta ni con quinientos vecinos pero a cada uno de ellos le corresponde un puñado de monumentos y de siglos de historia. Porque Medinaceli tiene, así al pronto y sin mirar libro alguno, un arco romano, un castillo árabe, una colegiata, un palacio ducal, la Casa de los duques de Medinaceli, una plaza mayor, una puerta árabe, una antigua sinagoga, una nevera árabe y un convento de clarisas del siglo XVI. Supongo que podría seguir. ‘Roma para mí’, imagino un reparto en la plaza Mayor, ‘pues para mí la alcazaba’. Y podría ser. Pero sobre todo Medinaceli...

Leer más

Anúnciese aquí

Tweets Recientes

Translate »