Categoría: Europa

Los que se quedan

  Una patera desembarca en una cala de Roche. En Conil de la Frontera, Cádiz. Los tripulantes bajan ante el asombro de los bañistas y se dividen en grupos de intereses. Los subsaharianos corren pero de alegría, saltan, elevan las manos, saludan contentos. Los marroquíes menores charlan con los bañistas, bromean. Los marroquíes adultos corren también pero como alma que lleva el diablo. Buscan lugares altos, bosques. Buscan huir. Pero los subsaharianos no: esperan a la policía, se abrazan, posan ante las cámaras. Tienen de su parte a la ley. Y no porque la ley les permita quedarse en...

Leer más

Muros de un milímetro

Es sólo un milímetro. Un milímetro de goma elástica. Un material flexible, maleable, dúctil. Un milímetro de distancia que puede separar tanto como los muros más altos. De este lado del milímetro: Nosotros. Frente a eso: los Otros. Y no es para menos porque esos tipos que llegan del Lado Tenebroso del Estrecho de Gibraltar son portadores potenciales de las enfermedades más terribles. Tuberculosis, malaria, ébola, sarampión, varicela, cólera, hepatitis o rubeola. Triquinosis, tifus, tos ferina, sífilis, toxoplasmosis, sida, lepra, gripe hemofílica. Pueden traer piojos, sufrir sarna, castañetear los dientes por hipotermia, cojear por las quemaduras del gasoil de...

Leer más

Marroquíes de ida y vuelta

En el puerto de Barbate dos mujeres marroquíes sienten que se les escapa el aliento. Se abanican, lloran. Les acabo de dar un disgusto. Han viajado durante horas desde Almería para recoger a un familiar que ha llegado de Marruecos en una patera. La guardia civil lo ha interceptado, junto a varias decenas más de inmigrantes, en alta mar. Ahora esperan en una nave pesquera a su identificación y traslado. Las dos mujeres observan desde lejos. ¿Qué esperan?, les digo. ‘A mi primo’, me dice una con cierto malhumor, ‘venimos a llevárnoslo a casa’. Las miro incrédulo. ¿Llevarlo a...

Leer más

Catalan Bay: los catalanes que conquistaron Gibraltar

  El 1 de agosto de 1704 a las tres de la tarde Joan Baptitsta Basset i Ramos desembarca en la playa de levante del Peñón de Gibraltar al mando de casi cuatrocientos hombres, venidos desde Cataluña, Valencia y las Baleares (aunque los independentistas catalanes los consideran a todos paisanos…) y bautizan, sin saberlo, la zona para siempre: Catalan Bay. Se repliegan a los pies de la Roca coordinados con el almirante británico Georges Byng y el vicealmirante holandés Van der Dussen, quienes, a su vez, lideran un contingente de más de mil quinientos soldados. Tienen un objetivo muy...

Leer más

Anúnciese aquí

Anúnciese aquí

Tweets Recientes

Translate »