Categoría: África

En la tumba del Ras Tafari Hailé Selasie

Paulos me abre la puerta de la iglesia de la Sagrada Trinidad de Adis Abbeba con el sigilo del que guarda algo muy valioso. ¡Y vaya si lo es! Al fondo del templo, en una esquinita apenas delimitada del resto del santo lugar, reposan para siempre (es un decir) los restos de un dios. O, dicho de otro modo, del Negus Negast (Rey de Reyes), Señor de Señores, el León Conquistador de la Tribu de Judea, Ras Tafari, Elegido de Dios, Protector de la Fe, el heredero del trono del rey Salomón, descendiente de la reina de Saba y...

Leer más

Mascando kat, las flores del paraíso, en la ciudad de Harar

  Hasta donde alcanza mi vista: kat. Cultivos familiares, cosechas propias, huertas de andar por casa. Hasta donde consigo caminar: kat. Gentes mascando a la sombra en los campos, mujeres vendiendo enormes bolsones por las calles, hojas tiradas por el suelo alfombran el asfalto. En el campo, los arbustos están bien alineados, abiertos a despejadas veredas centrales, desbrozados. Cuidados y hasta mimados. Miro a mi alrededor y no hay otro cultivo. De pronto aparece un campesino, alarga la mano, arranca unas hojas y se las come. Sonríe con una sonrisa verde y me invita a un cobertizo de adobe....

Leer más

En las delirantes iglesias monolíticas de Lalibela (II)

¿Y qué decir de Biet Mikael? Hay quien dice que Biet Debre Sina, el siguiente templo, no es siguiente sino el mismo y que antes ambos santuarios eran uno solo conocido como Biet Sina. En realidad ambas se alzan en paralelo y tal vez por eso ambos interiores parecen igualmente claustrofóbicos. A las puertas de Biet Mikael un sacerdote reposa tumbado en un escalón mientras lee atento su biblia en amárico. Para dar mayor sensación de surrealismo a pocos metros de su entrada se levanta un tocho de piedra tallada con un misterioso letrero: Tumba de Adán. No es...

Leer más

En las delirantes iglesias monolíticas de Lalibela (I)

Si Bete Giorgis impresiona por su simbolismo y su imagen icónica en un lugar de imágenes icónicas, el resto del conjunto monumental incrementa la sensación de estupor. Porque Bete Giorgis es un emblema mundial que causa asombro pero no deja adivinar la envergadura total del trabajo que los antiguos etíopes acometieron sabe Dios por qué motivo. El conjunto es patrimonio de la Humanidad desde 1978 y abarca un total de once iglesias tan impresionantes como la de Bete Giorgis. Dicen las crónicas que fueron los súbditos de la dinastía Zagüe, herederos a su vez de un antiguo imperio llamado...

Leer más

Anúnciese aquí

Anúnciese aquí

Tweets Recientes

Translate »