Categoría: África

Tánger: el otro lado del espejo

Desde el mirador de la calle Riad Sultan veo las playas de Tarifa, de Barbate, del litoral de Cádiz. Recuerdo entonces las veces que he mirado este mismo paisaje pero al revés, desde el otro lado del estrecho, o del espejo, porque tal parece. La gente se acumula en el mirador, dejan volar la vista en los muchos tonos azules del estrecho, se entretienen intentando ver la vida del otro lado, del lado desconocido: del mío. Hay un momento que temo encontrarme a mí mismo mirando desde el otro lado. Pero no, no me veo. Tampoco se verán los...

Leer más

En una boda eritrea

Ibrahim salió de su hogar con lo puesto y tres años después todavía no ha vuelto. Atrás dejó todo, todo lo que a uno lo caracteriza, sus libros, su ropa, su cepillo de dientes, sus fotografías. ‘No quería que nadie sospechara’, me dice mientras sus amigos cantan a voz en grito. Y comenzó a caminar hacia el norte, sin saber siquiera dónde estaba el norte. ¿Y por qué se va así, sin decir ni adiós, sin una maleta, de tapadillo? ‘Porque aquello es invivible’, me dice. ‘Por favor’, susurra, ‘no vaya a poner mi nombre en ninguna parte’. ¡Y...

Leer más

Los corredores de la Plaza Meskel

La Plaza Meskel es el centro urbano de Adis Abeba pero también tiene reminiscencias a patio de frenopático, a recreo infantil, a escenario de circo. A primera vista parece un inmenso anfiteatro habitado por locos con prisa. Todos corren subiendo o bajando pero dando larguísimos rodeos que toman completamente la plaza. Pero nada es verdad. No es exactamente el centro urbano, no son locos con prisa, no dan rodeos. La Plaza Meskel es uno de esos puntos de encuentro que tiene cualquier ciudad. Y Adis Abeba no va a ser menos. Para empezar dicen que si completas todos los...

Leer más

El código Mudil

Enterrado en una tumba de un cementerio sin pompa, sirviendo de almohada a una adolescente muerta dieciséis siglos atrás, yacía (se suponía que para siempre) un libro de salmos. Pero no cualquier libro de salmos: el Libro de Salmos. El libro encuadernado más antiguo del que tengamos constancia, cuatrocientas noventa páginas de pergamino encuadernadas con cubiertas de madera sujetas con cuero, escrito a mano en dialecto copto con caracteres del griego antiguo que se completan con siete jeroglíficos del periodo tardío del antiguo Egipto.  Algunas palabras del griego y del copto no se habían visto nunca antes y sacudieron...

Leer más

Anúnciese aquí

Anúnciese aquí

Tweets Recientes

Translate »