Categoría: Viajes

Con la abuela Lucy

Lucy tenía apenas veinte años cuando murió, no medía más allá de metro diez centímetros ni alcanzó los treinta kilos de peso. Una niña, podría pensarse, o tal vez una muchacha impedida, desmejorada. Pero si atendemos a la catalogación de Lucy: Australopithecus afarensis, y a que su muerte se produjo en un intervalo entre los tres millones doscientos mil años y los tres millones quinientos mil años, Lucy puede que más que una niña grande o una muchacha desmejorada fuera una mona de buen tamaño.      Su nombre nos lleva a equívoco porque Lucy suena a adolescente desatada...

Leer más

La tumba de Samuel

  Cada mañana a eso de las ocho Rosario entra en el cementerio de Barbate para hablar con Samuel. Le susurra cosas de niños, le arregla la cara, le limpia el polvo. Samuel no puede responderle: está muerto. La foto de su carita parece flotar sobre otra imagen que abarca toda la lápida con una ola espumosa que ha roto en la orilla y contrasta con la de Samuel, abrigado con una bufanda que tiene toda la pinta de remetida tras el cuello del anorak mil veces. Samuel nació en el Congo y viajaba junto a su madre en...

Leer más

Viaje a Almaty: en el corazón de Asia Central

  Hay que alejarse de Almaty para ver la ciudad que ya no está. La que cultivaron los neolíticos, los escitas, los mongoles de la Gran Horda, los nómadas de las estepas, los colonos rusos. Porque si miras a tu alrededor sólo ves grandes avenidas, rascacielos, frondosos parques, autovías de seis y ocho carriles. Todo a una escala de gigante. De gigante soviético. Porque la ciudad de antaño, la que vio nacer las primeras manzanas, la ciudad en la que lamió sus heridas Trotski, los barrios en los que creció la ira del más radical de los extremistas rusos,...

Leer más

Buda, santos y romanos en la ermita de San Ambrosio

  En el interior de la ermita de San Ambrosio habita nada menos que Buda. El dibujo resalta en una estancia abandonada y compite por llamar mi atención con un sonoro eco. Pero Buda no está solo. En su interior, en el interior de Buda, habita alguien más: hay cristos y vírgenes. Pienso entonces que la ermita de San Ambrosio tiene algo de muñeca rusa. Porque la ermita en sí es, como todas las ermitas, cristiana pero dentro vive un Buda que habita un edificio que, dicen las crónicas históricas, antes de todo fue una villa romana. Quizás donde...

Leer más

Anúnciese aquí

Anúnciese aquí

Tweets Recientes

Translate »