Categoría: Viajes

Los muertos insepultos de la Fontanelle

El cementerio de la Fontenella alberga los huesos de muertos sin sepultura, muertos sin descanso, occisos de guerras lejanas, de enfermedades contagiosas, muertos nuevos y muertos viejos, almas atormentadas que vagan erráticas porque sus espíritus se sentían ultrajados por esta falta de atención. Ánimas que, no obstante, encontraron consuelo en el buen corazón del napolitano medio, el vecino de cualquier casa, el feligrés de alguna de las quinientas iglesias de la ciudad, el camorrista que extorsiona a su panadero, el marinero a sueldo, el que cocina pizzas. Por eso descansan aquí, mimados y ordenados, algunos con monedas sobre el...

Leer más

Viaje a Nápoles: el pelo de Diego Armando Maradona

En un bar de la piazzeta Nilo de Nápoles guardan una lágrima y un mechón de pelo de Dios. Lo mantienen solemnes en un altar colgado de la pared. Es más que un altar: es una capilla. En el centro, como decía, un cabello milagroso del mismísimo Dios. A su derecha, encapsulado en un botecito de cristal en algo que parece un sagrario, una lágrima napolitana del propio Dios. Alrededor del cabello milagroso fotos de los santos más queridos en Nápoles: Santa Patricia, San Giuseppe Moscati, la virgen del Rosario de Pompeya. El papa Francisco preside el santuario y...

Leer más

El Cairo: en la ciudad de las mujeres acosadas

Junto a la mezquita Amr Ibn El Aas, la más antigua de África, se celebra una boda. Es un barrio popular de El Cairo, de los balcones asoman cabezas, de los tendederos cuelgan mantas de colores, la calle tiene un aspecto festivo. Un equipo de música escupe música a toda pastilla y en una mesa los hombres beben cerveza. ‘Beba usted, amigo’, me ofrece un muchacho. No: me obliga más bien. Están borrachos. Pienso que son cristianos pero me sacan del error: son musulmanes, pero un día es un día. Al fondo de la calle las mujeres hacen un...

Leer más

Viaje a Egipto: con la máscara de Tutankamon

Tutankamon era un tipo contrahecho, con un pie torcido, caderas más que anchas y posiblemente problemas de entendimiento. Nadie lo diría al contemplar su máscara funeraria, probablemente la más bella hecha jamás: cincelada en oro, con incrustaciones de obsidiana, lapislázuli, turquesa, cornalina y vidrio. Su brillo es asombroso, su rostro irradia luz, la combinación de colores de las piedras semipreciosas es sobria pero al tiempo confiere vida al rostro del faraón. Es increíble el grado de perfección alcanzado tres mil quinientos años atrás y que su autor sea hoy un absoluto desconocido. Más increíble parece que el cadáver, su...

Leer más

Anúnciese aquí

Anúnciese aquí

Tweets Recientes

Translate »