Categoría: Viajes

La escalera mecánica cubierta más larga del mundo está en Hong Kong

Nunca pensé que una escalera mecánica pudiera dar tanto qué hablar. Pero sí, es posible hacerlo más allá de Buero Vallejo… Miro hacia arriba y me digo que los que eligieron vivir en esta maraña de montecitos y montezotes debían tener unas piernas recias y fuertes. Tal vez pertenecieran a una raza superior de atletas especialistas en subidas verticales. Y los habitantes de hoy día necesitamos cacharros y trastos que nos hagan la vida más fácil. Porque la escalera mecánica que comienza donde estoy recorre ochocientos metros y salva un desnivel de ciento cincuenta metros que, de otro modo,...

Leer más

Bailando joropo en el Guaviare

Por las calles de San José del Guaviare avanza una masa humana al son de un joropo. La masa humana se divide en parejas, caminan bailando, en fila india de a dos, las calles bullen de entusiasmo. He visto muchos festivales pero nunca una maratón de bailarines. ¡Porque tal es! No dejan de bailar, agarrados a sus parejas, vigilantes del paso, del compás, del trote, de no tropezar con la pareja que lo precede, ni con la que lo sucede. Sudan copiosamente porque esto es el trópico y hace un calor de impresión. La serpenteante multitud recorre calle tras...

Leer más

Sadaqa: pidiendo limosna en Bangladesh

A las puertas de Baitul Mukarram, la mezquita central de Dacca, en Bangladesh, se arremolina un grupo de menesterosos. Hoy es viernes, el Ramadán se acerca a su fin, el edificio está colapsado de público, la ciudad se vaciará en unas horas. Buen día para sacarse un dinerito en limosnas. Los pordioseros se disputan el mejor lugar de la salida natural de las miles de personas que se hacinan en el interior. Entre ellos se limitan el espacio: dos tullidos en sillas de ruedas, milagrosamente funcionales a pesar del óxido, toman posiciones. Las niñas ensayan las manos extendidas. Un...

Leer más

Los muertos ausentes del cementerio de Bogotá

Los nichos de la sección occidental del cementerio central de Bogotá guardan miles de cadáveres ausentes. Beatriz González los ha dibujado para que tengan presencia, secuenciados en cuatro sencillos dibujos serigrafiados. Por eso no tienen cara. Tampoco tienen cuerpos, ni nombres, ni apellidos. Se les reconoce como NN, la expresión latina Nomen Nescio, que significa ‘desconozco su nombre’. Sí tienen una presencia más corpórea los que aquí denominan ‘cargueros’. O porteadores. Soldados del ejército que los llevan atados como chorizos a unos palos con los que recorren kilómetros y kilómetros. O campesinos que han encontrado a compañeros asesinados por...

Leer más

Anúnciese aquí

Anúnciese aquí

Tweets Recientes

Translate »