Categoría: Personajes históricos

Viaje a Cartagena de Indias: Blas de Lezo y el castillo de San Felipe

El Almirante Blas de Lezo perdió una pierna en 1704 durante la guerra de la Sucesión española, un ojo en 1706 luchando contra los franceses, y un brazo en 1714 nuevamente en la guerra de Sucesión. Caminaba a duras penas con una pata de palo y el brazo huero más que inútil era una molestia. Pero aún le faltaba lo peor: una bala de cañón le hirió la pierna sana, la mano que aún le funcionaba y le creó un cuadro de heridas infectas que le costó la vida misma. Si piensan que todo esto dolió al que fue...

Leer más

Alonso de Sandoval: el defensor de las Negritudes

       Alonso de Sandoval dedicó cuarenta y cinco años a observar los despojos humanos que los barcos negreros trasladaban desde la lejana África al puerto de Cartagena de Indias. Dicen que bautizó a más de sesenta mil, que vomitó sus entrañas al bajar a las fétidas bodegas donde se hacinaban vivos y muertos junto a moribundos y heces, y que de tanto hablarles en un latín que nadie entendía terminó entendiendo él mismo lo que significaba ser africano. Dejó de verlos entonces como lo que no eran pero todos suponían: bestias, y los supo humanos, y su inicial tarea...

Leer más

Cuba: El granadino que decidió morir de viejo

      Antonio del Rosal Vázquez de Mondragón fue un tipo tan jovial y simpático que sus captores le dejaron elegir cómo quería morir. Acababa de ser sentenciado a muerte por el propio Máximo Gómez, el líder de los independentistas cubanos, en el contexto de la guerra que libraban contra la metrópoli. Antonio, que en ese momento era teniente del batallón de cazadores de Chiclana en Cuba, husmeó el aire, miró a sus carceleros y les dijo: de viejo. A su alrededor estalló una tromba de risas, el rehén volvía a arrancarles risotadas, y la anécdota creció hasta convertirse en...

Leer más

Pepita García Granados: el feminismo americano nació en El Puerto de Santamaría

   Pepita tenía un fuerte carácter y un marcado análisis satírico capaz de ridiculizar al más férreo enemigo pero vivió en una época difícil que no permitía excesos a las mujeres: principios del siglo XIX. Y mucho menos en el lugar que el destino le eligió como residencia: Guatemala. Así que Pepita ocultó su nombre y sus contemporáneos nunca sospecharon que Juan de las Viñas no era varón sino hembra y aunque sufrieran la mordacidad afilada de su pluma no tuvieron que bajar la cabeza avergonzados sino que la subían airados reclamando mandobles. Pepita tenía un nombre y era María...

Leer más

Anúnciese aquí

Tweets Recientes

  • RT @ilyatopper: La buena noticia (para los que venís como turistas): la entrada ahora será gratuita. Os ahorráis 100 liras (15 €). La mala…
  • RT @ilyatopper: "Y Mehmet el Conquistador entró en el templo, disparó una flecha directo hacia la cúpula, luego él mismo hizo la primera ll…
  • RT @micro16f84a: Multado un sargento de la Guardia Civil junto a otros sargentos y guardias civiles que también estaban protestando de pais…
  • RT @EduMadina: No se puede impedir el ejercicio del derecho de voto por haber dado positivo o por estar en espera de un análisis. El Gobie…
  • RT @descifraguerra: 🇩🇪Una investigación de DW desvela que ultraderechistas de las Fuerzas Especiales ejército alemán (KSK) planeaban derroc…

Translate »