Este post se ha leíd6712veces

 

Hijras de Bangladesh por Hachero

Ananya encabeza un colorido desfile por el mismo borde del lago del parque Gulshan, en el centro de Dacca, la capital de Bangladesh. Ella y sus amigas charlan animadamente, responden pícaras y con un punto agresivo a los chistes de los muchachos que merodean por la zona. Tontean, posan ante la cámara y se contonean como estrellas de Bollywood mientras nos hablamos casi sin comprendernos. Ananya y sus amigas forman parte del colectivo de alrededor de 10.000 transexuales de Bangladesh, conocidos como Hijra y que tienen categoría sexual propia desde 2013: son el tercer sexo. Claro que hay quien dice que ese es un número muy bajo y que pueden llegar al medio millón. Una identidad y una reivindicación peligrosa y arriesgada en un país que tiende al integrismo islámico y en el que asesinan blogueros a machetazos por mantener páginas que no se ajustan a la sharía, o ley islámica. Blogueros que pueden ser laicos o gays, como estos asesinados recientemente (pincha aquí).  Y no olvidemos esta historia que convirtió a dos Hijras, dos chicas transexuales, en héroes nacionales cuando vieron cómo un integrista asesinaba a machetazos al conocido bloguero Washikur Rahman, y se lanzaron tras el asesino hasta que lo detuvieron y entregaron a la policía…

Hijras de Bangladesh por Hachero

Una palabra, por otra parte, curiosa. Hijra. Un vocablo urdu-indio pero que hunde sus raíces en el árabe y que enlaza con la Hégira, la Hijra, o peregrinación que todo buen musulmán debe realizar alguna vez a La Meca porque al fin y al cabo es un viaje. Sólo que mucho más desagradable: se traduce como ‘el que deja la tribu’, y no precisamente porque se vaya de viaje sino porque se va para no avergonzar a los suyos. Los Hijras cuentan con los mismos problemas de los transexuales de todo el mundo: rechazo frontal, expulsión de sus hogares por sus propias familias, ausencia de oportunidades laborales y la prostitución como principal salida. Lo mismo sobre lo que ya escribí en este post sobre los transexuales de Colombia  y que se plasmó en este documental de aquí abajo: putas o peluqueras.

Por eso los trans se agrupan en comunidades de iguales dirigidas por una suerte de gurú. ¡Un drama eso de ser transexual en un país con una mayoría integrista que aspira a instaurar la ley islámica! ¡Y aún así es un país que intenta hacer algo por ellos, aunque sea extraño y surrealista! Desde 2013 los reconocen como ‘Tercer Sexo’, al igual que Pakistán y la India (aquí en 2014), aunque no existen normas que los protejan concretamente sino incluidos en una norma universal: todos somos iguales ante la ley. No existen leyes contra los ataques homofóbicos ni discriminación por motivos de sexo. Aún así el gobierno bengalí prometió reservar catorce plazas para hijras funcionarios pero al ver los elegidos rechazaron a doce: ‘son hombres que se hacen pasar por mujeres’, dictaminaron los funcionarios gubernamentales. ‘No han entendido nada’, gritó airado el colectivo trans de Bangladesh….

Hijras de Bangladesh por Hachero

Hijras de Bangladesh por Hachero

Pero el ayuntamiento de Dacca, la capital de Bangladesh y una de las mayores urbes del planeta, se plantea utilizarlos como guardias de tráfico (pincha aquí), algo que viendo la intensidad y caos del tráfico parece más un castigo que un modo de visibilizarlo. ¡Pero tomémoslo por el lado bueno! ¡Algo se mueve en un país con profusión de admiradores de Al Qaeda y que asegura tener ya un embrión desarrollado del Estado Islámico entre sus fronteras! De momento, hasta noviembre de 2014 no se celebró la primera marcha del orgullo gay…

Hijras de Bangladesh por Hachero

Ananya y sus amigas se despiden amablemente y se pierden entre el gentío del parque. Sus llamativos colores permanecen visibles mucho tiempo hasta que desaparecen tras un bosquecillo. Debe ser angustioso estar en su pellejo. A los clásicos homófobos de toda sociedad planetaria se une el estigma religioso: a su alrededor pasean mujeres tapadísimas, fanáticos de la religión, gente muy pobre en uno de los países más pobres del mundo. Y los Hijras son visibles a la legua…

Hijras de Bangladesh por Hachero